Site Loader
Contacto
Calle Chietla #136 Col. La Paz Puebla, Pue
COVID México

El 19 de marzo de 2020 el pleno del Consejo de Salubridad, presidido por el secretario Jorge Alcocer, reconoció la epidemia del virus SARS-CoV2 (COVID-19) en México como una “enfermedad grave de atención prioritaria”; por ello el 24 de marzo de 2020 mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación se emitió un Acuerdo por el que se establecen las medidas preventivas que se deberán implementar para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19) (https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5590339&fecha=24/03/2020), en dicho acuerdo se estableció que las relaciones laborales continuarían de manera regular independientemente de la suspensión de labores que se implementen con motivo de las disposiciones de la Secretaria de salud, es decir los salario se pagarían de forma íntegra.

El 30 de marzo de 2020, el Consejo de Salubridad General declaró emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, a la epidemia de enfermedad generada por el virus SARS-CoV2, indicando que la Secretaría de Salud sería la encargada de determinar todas las acciones necesarias para atender la emergencia del COVID-19 y dicha disposición se ha cumplido determinando las medidas de sana distancia y determinado las actividades esenciales.

Ahora bien, con fecha 29 de mayo de 2020, la Secretaria de Salud en conjunto con la Secretaria de Economía y la Secretaria del Trabajo y Previsión Social publicaron en el Diario Oficial de la Federación e, Acuerdo por el que se establecen los Lineamientos Técnicos Específicos para la Reapertura de Actividades Económicas, mismo que entrara en vigor el mismo día de su publicación.

Dicho documento es aplicable a todos los centros de trabajo, y establece las medidas que deberán implementarse para el retorno a las actividades laborales seguras, escalonadas y responsables, en el parámetro de la “Nueva Normalidad”, en este se contemplan cuatro dimensiones o directrices a considerar para su implementación y son:

  • El tipo de actividad del centro de trabajo es decir si es esencial o no.
  • El tamaño del centro de trabajo.
  • El nivel de alerta sanitaria de la ubicación del centro de trabajo esto atendiendo a lo establecido en el ACUERDO por el que se establece una estrategia para la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas, así como un sistema de semáforo por regiones para evaluar semanalmente el riesgo epidemiológico relacionado con la reapertura de actividades en cada entidad federativa, así como se establecen acciones extraordinarias. (https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5593313&fecha=14/05/2020)
  • Las características internas del centro de trabajo.

Se incluye una lista de comprobación para que los centros de trabajo identifiquen las medidas a implementar, capacitación y asesoría del IMSS, además de que los centros de trabajo que tengan una actividad esencial deberán obligatoriamente autoevaluar su cumplimiento y el resto de los centros de trabajo no esenciales lo podrán hacer de forma voluntaria y obtener un distintivo IMSS.

Establece la estrategia de continuidad o retorno a las actividades “Una Nueva Normalidad” señalando que consta de 3 etapas siguientes:

  • Primera etapa: Inició el 18 de mayo y es en la que se autoriza a las localidades también llamadas Municipios de la esperanza, sin contagios reportados ni colindancias con municipios con contagios, a la apertura todas sus actividades, laborales, sociales y educativas.
  • Segunda etapa: inició el entre el 18 y 31 de mayo y consistió en la preparación para la reapertura que por un lado consistió en la ampliación de las empresas consideradas como esenciales incluyendo a la industria de la construcción, la minería y la referente a la fabricación de equipo de transporte y por el otro lado se emitieron los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral para la reactivación temprana de esos sectores y se estableció la autoevaluación obligatoria con aprobación del IMSS para estos, antes del 1 de Junio.

Así mismo se establece que todos los centros de trabajo deberán guiarse por los principios rectores de privilegiar la salud y la vida, solidaridad y no discriminación, economía moral y eficiencia productiva; y, responsabilidad compartida.

Establece los lineamientos para la categorización de los centros de trabajo, las estrategias generales de promoción de la salud y seguridad en el entorno laboral, vigilancia y supervisión, medidas de protección para la población vulnerable en centros de trabajo ubicados en regiones designadas de alerta alta e intermedia; y, medidas de seguridad sanitaria en el entorno laboral, usando tablas descriptivas para facilitar su entendimiento.

Lo más relevante para los centros de trabajo, es que, este acuerdo establece la normatividad a seguir para reactivar sus actividades, siendo las principales, el cumplir los requerimientos de autoevaluación del IMSS de forma obligatoria para los centros de trabajo con actividades esenciales y de forma voluntaria para los centros de trabajo con actividades no esenciales y el cumplimiento a través de su comité o las personas que designen para tal efecto de los lineamientos establecidos en dicho acuerdo independientemente de lo establecido en las normas oficiales mexicanas de seguridad y salud en el trabajo; por ello es de gran importancia que los centros de trabajo se asesoren con un abogado especialista en materia laboral, para estar en aptitud de cumplir lo requerido por las autoridades.

Post Author: Abogadoslyg